Agua de vida

Agua de vida

Al inicio de la Biblia, Dios transforma un desierto desolado en un jardín mediante un arroyo que riega la tierra y trae vida. Esta imagen se desarrolla a lo largo de la Biblia en forma de pozos, cisternas, lluvia, y ríos que se convierten en imágenes del poder creativo de Dios. En este video exploraremos la temática del “agua de vida” a través de la historia bíblica para ver cómo nos lleva a Jesús, quien se presenta a sí mismo como el que trae agua viva a un mundo con una sed desesperada.

Jua 7:37 Y en el último día, el gran día de la fiesta, Jesús puesto en pie, exclamó en alta voz, diciendo: Si alguno tiene sed, que venga a mí y beba.
Jua 7:38 El que cree en mí, como ha dicho la Escritura: «De lo más profundo de su ser brotarán ríos de agua viva.»
Jua 7:39 Pero El decía esto del Espíritu, que los que habían creído en El habían de recibir; porque el Espíritu no había sido dado todavía, pues Jesús aún no había sido glorificado.

Deja una respuesta