Baja autoestima – Pastor Andrés Corson

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cash Luna
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Baja autoestima – Pastor Andrés Corson
¿Era Jesús atractivo físicamente? Isaías 53: 2 asegura que no había nada hermoso en el aspecto de Jesús. El pastor Andrés Corson usa este versículo para explicar que Jesús no tenía nada que pudiera alimentar su autoestima. Pero, a pesar de esto, ¿Cómo se convirtió en el deseado por las naciones?

Una persona con baja autoestima no se ama a sí misma, no acepta sus dones, su apariencia, su forma de ser, su edad, su género. Se compara, se autocritica y piensa que no merece nada. Suele reaccionar agresivamente ante la crítica y frente a las personas que la contradicen. Es alguien que busca siempre la retroalimentación positiva y depende de eso. Imita a otros todo el tiempo, compite y no trabaja en equipo.

Baja autoestima - Pastor Andrés Corson - 1 Diciembre 2013

Para tener buena autoestima se necesitan 5 cosas:

Auto-reconocimiento: conocer y aceptar nuestros dones, cualidades y limitaciones. Auto-aceptación: aprender a amarnos y aceptarnos. Auto-valoración: valorar lo que tenemos, hacemos y somos. Auto-respeto: respetarnos a nosotros mismos. Auto-superación: querer ser cada día mejores en lo que hacemos. Para vencer la baja autoestima también necesitamos tener clara nuestra identidad: saber quiénes somos y aceptar el diseño de Dios; y nuestro propósito: conocer la razón por la que estamos en el mundo. Jesús sabía quién era y a dónde iba.

¿Qué tengo que hacer para tener una buena autoestima?

1. Saber lo que Dios quiere que yo haga (Efesios 5:17). Para esto necesitamos tener una
relación permanente con Dios, comunión con el Espíritu Santo y leer la Biblia.

2. Tener la certeza de que lo que estoy haciendo es la voluntad de Dios, así otros digan lo contrario.

3. Amar lo que somos, nuestra forma de ser, nuestros dones.

4. Conocer que fuimos equipados con lo necesario para cumplir y hacer la voluntad de Dios. Necesitamos identificar nuestros dones y talentos.

5. No sentirnos amenazados por otros. Saber que Dios entregó dones diferentes y especiales a cada persona.

Cuando hay buena autoestima somos capaces de admirar a otras personas, recibir los
cumplidos y trabajar en equipo.

Deja una respuesta