Charles Spurgeon – La Oracio?n de Jabes

Jabes invocó al Dios de Israel, diciendo: ¡Oh, si en verdad me bendijeras, ensancharas mi territorio, y tu mano estuviera conmigo y me guardaras del mal para que no me causara dolor! Y Dios le concedió lo que pidió.»
1 Crónicas 4:10

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.