¿Cómo es ser CRISTIANO en China? – BITE

¿Cómo es ser CRISTIANO en China? – BITE

La llegada del cristianismo a China supuso la experiencia intercultural más grande y duradera que haya existido en el mundo.

Pero la situación del cristianismo en el país hoy, es compleja. Mientras que para muchos pastores, los planes de predicar el evangelio en China son secretos. Muchos otros predican abierta y públicamente, incluso con el aval del estado.

El cristianismo en China no es ilegal. La postura oficial del Partido Comunista es atea, pero eso no se le impone a todos los ciudadanos. El cristianismo protestante es una de las cinco religiones aprobadas junto con el budismo, el taoísmo, el islam y el catolicismo.

El cristianismo ha estado en China durante mucho tiempo. Pero durante toda la historia, la legalidad del cristianismo en el país ha sido intermitente. Pero en 1979 las religiones aprobadas fueron permitidas de nuevo, pero gobernadas por el Movimiento Patriótico Tres-Uno y por el Consejo Cristiano de China que es dirigido por el gobierno.

Pero ¿qué es el Movimiento Patriótico Tres-Uno? Primero, es EL movimiento, ya que China tiene miedo de cosas como redes, coaliciones, sínodos, presbiterios y denominaciones. A China no le gustan los grupos grandes y organizados que pueden agitar fácilmente a las masas. Segundo, es un Movimiento Patriótico. No es casual que el movimiento que gobierna los asuntos cristianos protestantes no tenga jerga religiosa en su título. Las lealtades se encuentran ante todo con la República Popular. Tercero, es el movimiento de tres puntos: autogobernados, autofinanciados y autopropagados, es decir, actividad misionera nacional, no extranjera. Sin movimientos, sin denominaciones. Toda iglesia debe existir bajo la dirección del consejo municipal y provincial, pero sin influencia externa y sin formar redes, presbiterios u otros grupos similares. Por esta razón, los misioneros extranjeros no pueden ingresar al país con una visa religiosa.

Sin embargo, si el gobierno permite el cristianismo legal incluso con un cristianismo visible, público, con iglesias físicas, ¿qué pasa con todas las historias de persecución?

El gobierno se reserva el derecho de censurar y controlar a sus iglesias en la medida en que lo consideren necesario y apropiado. No hace muchos años, ciertos libros bíblicos como Daniel y Apocalipsis estaban prohibidos, el evangelismo no estaba permitido, el evangelio no podía ser audazmente proclamado, y así sucesivamente.

En consecuencia, muchos cristianos han decidido reunirse fuera de la estructura del gobierno. Estas son las llamadas iglesias subterráneas o iglesias en el hogar. Se reúnen en cualquier parte en horas poco concurridas. Todas estas iglesias son consideradas ilegales por el gobierno chino y, por lo tanto, son objeto de persecución.

Sin embargo, el gobierno ha extendido invitaciones para que las iglesias caseras salgan y estén registradas, además les ha prometido seguridad legal.
Entonces, ¿por qué no aceptan?

Primero y ante todo, los líderes de las iglesias en casa o subterráneas no están en la ilegalidad solo por el control del gobierno. Ellos creen que la cabeza de la iglesia debe ser Jesucristo y no el gobierno chino. También existe una desconfianza histórica muy arraigada hacia los intentos del gobierno de ayudar a los cristianos. Además, el gobierno chino cambia de opinión muy fácilmente.

Finalmente, en las iglesias registradas todos los eventos deben ocurrir durante las horas designadas por el gobierno. Los grupos pequeños, eventos de capacitación, etc. deben tener lugar en el edificio de la iglesia donde las cosas se pueden monitorear. También, muchos pastores están obligados a entregar sus sermones al gobierno con anticipación para su revisión y aprobación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.