Como superar el fracaso y la derrota – Rodrigo Riaño

Como superar el fracaso y la derrota – Rodrigo Riaño

En la vida tendremos momentos de victoria, pero tambien momentos de derrota, sin embargo Dios no desea que quedemos derrotados, como dice su palabra:

Pro 24:16 porque el justo cae siete veces; y vuelve a levantarse, pero los impíos caerán en la desgracia.

En la historia de Josué y los muros de Jerico vemos como Dios les dio una gran victoria, sobre una ciudad blindada que se veia casi imposible de derrotar, sin embargo bajo la dirección y el poder de Dios, El les entrego la ciudad en sus manos.

Sin embargo en su siguiente batalla contra una ciudad más pequeña, experimentaron una de las más grandes derrotas de su conquista por la tierra prometida.

Es en esos momentos que a todos nos llegan y nos toca atravesar donde debemos aprender a levantarnos, buscar a Dios y seguir adelante en su nombre.

Jos 7:4 Así que subieron allá unos tres mil hombres del pueblo, pero huyeron ante los hombres de Hai.
Jos 7:5 Y los hombres de Hai hirieron de ellos a unos treinta y seis hombres, y los persiguieron desde la puerta hasta Sebarim, y los derrotaron en la bajada; y el corazón del pueblo desfalleció y se hizo como agua.
Jos 7:6 Entonces Josué rasgó sus vestidos y postró su rostro en tierra delante del arca del SEÑOR hasta el anochecer, él y los ancianos de Israel; y echaron polvo sobre sus cabezas.

Sin embargo en el siguiente capitulo, luego de haber arreglado el campamento y sacado el anatema de Acan, obtuvieron la victoria, no se quedaron tirados en el suelo viendo su fracaso, sino que siguieron adelante buscando a Dios, humillandose delante de El y obteniendo su victoria.

Jos 8:1 Entonces el SEÑOR dijo a Josué: No temas ni te acobardes. Toma contigo a todo el pueblo de guerra y levántate, sube a Hai; mira, he entregado en tu mano al rey de Hai, su pueblo, su ciudad y su tierra.
Jos 8:2 Harás con Hai y con su rey lo mismo que hiciste con Jericó y con su rey; tomaréis para vosotros como botín solamente los despojos y el ganado. Prepara una emboscada a la ciudad detrás de ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.