En este momento estás viendo Crié hijos y los engrandeci y ellos se olvidaron de mi – Luis Bravo

Crié hijos y los engrandeci y ellos se olvidaron de mi – Luis Bravo

Crie hijos y los engrandeci y ellos se olvidaron de mi – Luis Bravo

Dios quiere bendecirnos, pero no quiere que nos olvidemos de El, ni de donde venimos, ni de donde nos saco.

El Rey David tocaba su arpa para adorar a Dios, cuando cuidaba de las ovejas de su padre, y Dios lo honro, lo levanto y lo llevo a hacer rey, pero cuando ya era rey se acomodo y peco en contra de Dios no solo al tomar la mujer de su projimo, sino al matarlo y eliminarlo para cubrir su pecado.

Tu Primer Amor - 1 de 6 - Luis Bravo

Oíd, cielos, y escucha tú, tierra; porque habla Jehová: Crié hijos, y los engrandecí, y ellos se rebelaron contra mí.
Isaias 1:2

En la primavera, época en que los reyes salían en campaña militar, David envió a Joab, a sus oficiales y a todos los israelitas a destruir a los amonitas. El ejército de Joab también atacó a la capital, Rabá, pero David se quedó en Jerusalén.
Una tarde, David se levantó de la cama y mientras se paseaba por la azotea del palacio, vio a una mujer que se estaba bañando. La mujer era muy hermosa. David mandó llamar a sus oficiales y les preguntó quién era la mujer. Uno de ellos respondió: «Es Betsabé, hija de Elián, esposa de Urías el hitita». Betsabé recién acababa de terminar su período menstrual y estaba cumpliendo los ritos de purificación[a] de este, cuando David envió mensajeros a que la trajeran ante él. Cuando ella llegó, él se acostó con ella. Después de eso, ella volvió a su casa. 5 Betsabé quedó embarazada y se lo hizo saber a David.
2 Samuel 11:1-4



Deja una respuesta