Dante Gebel – El calendario de los tontos

Dante Gebel – El calendario de los tontos

El tiempo es un gran timador que nos hace creer que podemos hacer mañana lo que debimos haber hecho ayer y se nos va pasando la vida.

Y aunque tengamos toda la intención de enfocarnos en hacer lo que es importante, vamos postergando las cosas y al final del día nos damos cuenta que lo importante fue sacrificado en el altar de lo urgente, o que nuestra agenda del día se llenó con boberías.

Recordemos que Dios no bendice intenciones, sino hechos, obras, acciones; por eso es importante abrir puertas, ser proactivos y provocar que las cosas ocurran en nuestra vida.

No esperes a mañana para ser de bendición, para servir, para predicar, para diezmar, para honrar… hoy, ahora, este es el momento para seguir al Señor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.