De la cueva al éxito – Rocío Corson

De la cueva al éxito – Rocío Corson

La Biblia nos cuenta que David habia sido unguido como Rey sobre Israel, pero aun no era rey, luego es invitado para ir a trabajar al palacio junto al rey Saúl, pero aun no era rey. Posiblemente penso que estaba cerca de su destino al estar trabajando en el palacio, habia salido detras de las ovejas, del anonimato, para llegar ahi, pero aun no era su tiempo.

La Biblia nos cuenta que luego de esto fue perseguido por el rey y fue a parar a una cueva, a la cueva de Adulam, con gente amargada, endeudada, pero de ahi donde estaba escondido y refugiado lo iba a sacar el señor.

1Sa 22:1 David se fue de allí y se refugió en la cueva de Adulam. Cuando sus hermanos y toda la casa de su padre lo supieron, descendieron a él allá.
1Sa 22:2 Todo el que estaba en apuros, todo el que estaba endeudado y todo el que estaba descontento se unió a él, y él vino a ser jefe sobre ellos. Y había con él unos cuatrocientos hombres.

Estando en la cueva, David escribe el siguiente salmo:

Sal 142:1 Masquil de David, cuando estaba en la cueva. Plegaria. Clamo al SEÑOR con mi voz; con mi voz suplico al SEÑOR.
Sal 142:2 Delante de El expongo mi queja; en su presencia manifiesto mi angustia.
Sal 142:3 Cuando mi espíritu desmayaba dentro de mí, tú conociste mi senda. En la senda en que camino me han tendido una trampa.
Sal 142:4 Mira a la derecha, y ve, porque no hay quien me tome en cuenta; no hay refugio para mí; no hay quien cuide de mi alma.
Sal 142:5 A ti he clamado, SEÑOR; dije: Tú eres mi refugio, mi porción en la tierra de los vivientes.
Sal 142:6 Atiende a mi clamor, porque estoy muy abatido; líbrame de los que me persiguen, porque son más fuertes que yo.
Sal 142:7 Saca mi alma de la prisión, para que yo dé gracias a tu nombre; los justos me rodearán, porque tú me colmarás de bendiciones.

El Señor cumplio su palabra y llevo a David donde le habia prometido, y David se regocigaba delante de Dios.

2Sa 6:20 Pero al regresar David para bendecir su casa, Mical, hija de Saúl, salió al encuentro de David, y le dijo: ¡Cómo se ha distinguido hoy el rey de Israel! Se descubrió hoy ante los ojos de las criadas de sus siervos, como se descubriría sin decoro un insensato.
2Sa 6:21 Y David dijo a Mical: Eso fue delante del SEÑOR que me escogió en preferencia a tu padre y a toda su casa para constituirme por príncipe sobre el pueblo del SEÑOR, sobre Israel. Por tanto, lo celebraré delante del SEÑOR.
2Sa 6:22 Y aún seré menos estimado que esto, y seré humillado ante mis propios ojos, pero con las criadas de quienes has hablado, ante ellas seré honrado.
2Sa 6:23 Y Mical, hija de Saúl, no tuvo hijos hasta el día de su muerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.