La cruz – Marcos Vidal ft. Ulises de Rescate

La cruz – Marcos Vidal ft. Ulises de Rescate

Introducción:

Marcos Vidal se une a Ulises de Rescate, para grabar esta hermosa canción que nos habla acerca del sacrificio de Jesús en la Cruz del Calvario.

Rom 8:32 El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?
Rom 8:33 ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica.
Rom 8:34 ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.

Video de la canción:

Letra de la canción:

Y podría contar de Ti cien mil historias y jamás te haría justicia, y podría guardar por años tu memoria y proclamar tu gran noticia. Y aun haciendo lo que debo sigo aún debiendo todo a Tu clemencia; Tu paciencia es más de lo que pueda imaginar, Ni en mil años te podría pagar.

Y por más que aprenda no logro comprender la esencia de tu indescifrable amor, que cada día me devuelve al mismo rojo amanecer, cada mañana es volver a nacer, en la cruz, donde primero vi la luz y las manchas de mi alma yo lavé.

La realeza que se obstina, Tu cabeza que se inclina, mi pobreza que termina en la cruz.

Y he gozado los deleites de la vida y he surcado el mar abierto, y he mirado el cielo azul flotando sobre el amarillo del desierto. Y me sigo enamorando cada día de la luz de la mañana, y aun así despierto siempre en el mismo lugar, en el monte que te oyó gritar.

Y por más que aprenda no logro comprender la esencia de tu indescifrable amor, que cada día me devuelve al mismo rojo amanecer, cada mañana es volver a nacer, en la cruz, donde primero vi la luz y las manchas de mi alma yo lavé.

La realeza que se obstina, Tu cabeza que se inclina, mi pobreza que termina en la cruz.

Y habrá una réplica para la Sixtina, y pintará otro Velázquez las meninas, y volverán las oscuras golondrinas, pero nada igual a lo que un día se logró, en la cruz, donde primero vi la luz y las manchas de mi alma yo lavé.

Es mi braza y es mi hoguera, es mi casa y mi vereda.
Todo pasa y todo queda en la cruz.

La realeza que se obstina, Tu cabeza que se inclina, mi pobreza que termina en la cruz.

Es mi braza y es mi hoguera, es mi casa y mi vereda Todo pasa y todo queda en la cruz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.