Me reiré contigo – Pastor Ottoniel Font

Me reiré contigo – Pastor Ottoniel Font

La Biblia es una historia de amor, de amor de Dios por la humanidad, donde Dios visita a varias personas de la Biblia y sus historias cambian, Dios los prospera, los cambia, hace algo maravilloso en sus vidas.

Pero podemos tomar muy casual la visita de Dios que nos perdamos las bendiciones que El tenia preparadas para nosotros:

Mat 23:37 ¡Jerusalén, Jerusalén, la que mata a los profetas y apedrea a los que son enviados a ella! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus pollitos debajo de sus alas, y no quisiste!
Mat 23:38 He aquí, vuestra casa se os deja desierta.
Mat 23:39 Porque os digo que desde ahora en adelante no me veréis más hasta que digáis: «BENDITO EL QUE VIENE EN EL NOMBRE DEL SEÑOR.»

Gén 18:2 Cuando alzó los ojos y miró, he aquí, tres hombres estaban parados frente a él; y al verlos corrió de la puerta de la tienda a recibirlos, y se postró en tierra,
Gén 18:3 y dijo: Señor mío, si ahora he hallado gracia ante tus ojos, te ruego que no pases de largo junto a tu siervo.
Gén 18:4 Que se traiga ahora un poco de agua y lavaos los pies, y reposad bajo el árbol;
Gén 18:5 y yo traeré un pedazo de pan para que os alimentéis, y después sigáis adelante, puesto que habéis visitado a vuestro siervo. Y ellos dijeron: Haz así como has dicho.

Nosostros tenemos que hacer que Dios no pase, sino que se quede y arrebatar nuestras bendiciones.

Gén 18:9 Entonces ellos le dijeron: ¿Dónde está Sara tu mujer? Y él respondió: Allí en la tienda.
Gén 18:10 Y aquél dijo: Ciertamente volveré a ti por este tiempo el año próximo; y he aquí, Sara tu mujer tendrá un hijo. Y Sara estaba escuchando a la puerta de la tienda que estaba detrás de él.
Gén 18:11 Abraham y Sara eran ancianos, entrados en años; y a Sara le había cesado ya la costumbre de las mujeres.
Gén 18:12 Y Sara se rió para sus adentros, diciendo: ¿Tendré placer después de haber envejecido, siendo también viejo mi señor?

Gén 18:13 Y el SEÑOR dijo a Abraham: ¿Por qué se rió Sara, diciendo: «¿Concebiré en verdad siendo yo tan vieja?»
Gén 18:14 ¿Hay algo demasiado difícil para el SEÑOR? Volveré a ti al tiempo señalado, por este tiempo el año próximo, y Sara tendrá un hijo.
Gén 18:15 Pero Sara lo negó, porque tuvo miedo, diciendo: No me reí. Y El dijo: No es así, sino que te has reído.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.