Pastor Willy González, Licenciado en Psicología, Aspecto Psicológico del Acoso

 

pastor willy gonzalez 

Cada uno de nosotros tuvimos que vivir una experiencia escolar de diferente manera pero pudimos tener un acoso escolar que pudo habernos lastimado, peor aún, pudimos ser nosotros uno de los que amedrentaba a otros o quizá fuimos testigos sin haber defendido o ayudado en él . Pero independientemente del caso, ha trascendido a niveles de violencia muy fuerte porque lo que empieza como un supuesto juego, termina siendo una verdadera burla con movimientos violentos que lastima el alma de muchas víctimas. Tenemos el claro ejemplo de lo que sucedió en una escuela de Estados Unidos de América, donde un grupo de muchachos, acoso fuertemente a otro muchacho llegando a agredirlo, lastimarlo y por si eso hubiera sido poco, filmaron el maltrato que le dieron para después publicarlo en internet, sin que ellos hubieran sospechado que ese mismo video, serviría para poner a ese grupo de muchachos en la cárcel. El asunto es que el acoso se está dando a todo nivel y en cualquier país, de tal manera que Guatemala, lamentablemente no es la excepción, para tener un ejemplo, podemos recordar que hace aproximadamente treinta años, hubo una guerra interna entre la milicia y un grupo que se hizo llamar la guerrilla, pero el punto es que eso hizo que se creara un acoso en la sociedad que se daba lugar por ambas partes; lo que dio como resultado que un fuerte grupo de guatemaltecos, tuvieran que salir del país.

Hoy el acoso es más fuerte que antes porque la violencia que se vive alrededor del mundo es tan fuerte que cualquier persona teme recibir una llamada telefónica con amenaza de extorsión; pero el punto es que todo esto, está llevando a un ataque directo hacia los sentimientos, a la capacidad de percibir el daño que nos pueden hacer, por un grupo que se han convertido en personas insensibles y que no perciben el daño que le están a otro, porque carecen de la capacidad de dolerse por lo que otros están sufriendo; lo que ha llevado a estudios del sistema nervioso central y se ha detectado algunas deficiencias en partes del cerebro que son las que llevan al punto de los sentimientos y eso ha conducido a que se diagnostique que es producto en la sociedad de los niños que no tienen sentimientos.

CULTURA DEL ACOSO

• Acosador psicológico o físico

• Acosador escolar: es el causante del acoso escolar, y es una persona menor de edad.

• Ciber-acosador: causante del ciber-acoso, puede ser mayor o menor de edad.

• Acosador sexual: causante del acoso sexual

• Acosador laboral: causante del acoso laboral boosing y moobing

Este último acoso, es el más común en este tiempo, porque es el acoso que provoca el jefe o los compañeros de trabajo, es una cultura de acoso a nivel mundial.

¿QUÉ ES ACOSO ESCOLAR?

El acoso escolar es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado. (También conocido como hostigamiento escolar, matonaje escolar o, incluso, por su término inglés bullying, intimidación)

Cuando existe un acoso verbal o físico fuerte, las consecuencias a posterior son las mismas; pero cuando se traspasa esa frontera entre el acoso verbal y físico, las consecuencias son mucho más fuertes.

Existen tres factores básicos para que se considere que existe acoso o maltrato entre alumnos:

1. Ha de existir una víctima (indefensa) atacada por un abusón, o grupo de abusones. Es una relación de poder.

2. Debe suceder durante un periodo de tiempo prolongado y de forma repetida.

3. La naturaleza de la agresión puede ser física, verbal o psicológica.

El acoso escolar es una especie de tortura, metódica y sistemática, en la que el agresor sume a la víctima, a menudo con el silencio, la indiferencia o la complicidad de otros compañeros.

Un acosador no trabaja solo, sino en grupo y tiene al apoyo del resto del grupo independientemente donde sea, porque no sea da solamente en el círculo escolar, sino en la sociedad en general; porque hoy día, por lo general, un adulto puede ver que están lastimando a otra persona y no hace el más mínimo intento por intervenir esa agresión. Es por eso que debemos hacer memoria de cuál fue nuestro comportamiento cuando fue nuestra época de escuela y si fuimos el centro de atención del centro de estudios, sea porque éramos acosados, acosadores o testigos.

¿CUANDO DEBO SOSPECHAR QUE UN ALUMNO SUFRE MALTRATO?

• Observo cambios de actitud: tristeza, depresión, falta de autoestima, aislamiento, poco comunicativo. Debemos recordar que a un niño por naturaleza le gustará asistir a la escuela por el compañerismo que ahí encontrará, aunque en los primeros días llorará mientras lo dejen sus papás en la escuela, pero luego se normaliza y socializa con sus compañeros.

• No quiere mantener relaciones con compañeros, o éstas son escasas o nulas.

• Le desaparece su material, libros, trabajos, etc. con frecuencia.

• Se queja de ser insultado, burlado, agredido.

• Rehúye encontrarse por la calle con personas del entorno escolar.

• Recibe abucheos repetidos.

• Le roban objetos: ropa, mochilas, cuadernos, libros, etc.

• Se produce una sumisión incondicional a otros alumnos. Esto es una sumisión incondicional cuando alguien dice algo, por ejemplo: el líder del grupo o acosador, dice que al día siguiente nadie llevará la tarea o el día en que entregaran una tarea, el acosador o líder del grupo, dice que nadie la entregue porque él no la llevó y la mayoría lo apoya, pero existe uno que se esforzó y le gusta se cumplido, pero puede más la sumisión ante el grupo y pierde al igual que los demás porque no quiere el rechazo, pero cuando recibe sus notas, pierde el apoyo de sus padres al ver que no ha sabido aprovechar bien su tiempo y se convierte en un mal estudiante para los padres y en el centro de estudios, se convertirá en la persona que debe apoyar lo que dicen los demás.

• Ausentismo escolar.

• No participa en salidas del grupo en actividades extraescolares.

• Aparecen pintadas del nombre de un alumno en puertas y paredes.

• Muestra evidencias físicas de violencia y de difícil explicación. Los muchachos pueden regresar lastimados a casa, sin que tengan una explicación a esos golpes; esto es a todo nivel y en las dos vías, tanto del centro de estudios a su casa, como de su casa al centro de estudios; lo que lleva a que su comportamiento sea diferente al de los demás o diferente al que han estado acostumbrados sus padres a ver a su hijo.

• Es una forma característica y extrema de violencia escolar.

• El tipo de violencia dominante es el emocional. No existe cosa más grande que una violencia emocional. Eso puede paralizar a cualquier persona y hacer que un niño deje de avisar previo a sus necesidades fisiológicas, lo cual puede suceder entre 5 y 6 años.

• Los casos suelen ser niños y niñas en proceso de entrada en la adolescencia (12-13 años), siendo ligeramente mayor el porcentaje de niñas en el perfil de víctimas.

• La violencia se canaliza en el mecanismo del chivo expiatorio (el que se resiste, el diferente, el que sobresale académicamente etc. Podría ser que alguien sobre salga en el centro de estudios y que esa sea la causa del maltrato. Aunque esta faceta es difícil de pasar, podría darse cuando se piense en la venganza hacia los agresores, por ejemplo: los bautismos en algunas universidades o escuelas militares, cuando son de recién ingreso sufren el maltrato que tuvieron el primer año, pero logran sobrellevarlo pensando en que cuando llegue el próximo año, ellos serán los que maltratarán a otros.

EL OBJETIVO DE LA PRÁCTICA DEL ACOSO ESCOLAR ES:

Intimidar, apocar, reducir, someter, amedrentar y consumir, emocional e intelectualmente, a la víctima, con vistas a obtener algún resultado favorable para quienes acosan o satisfacer una necesidad imperiosa de dominar, someter, agredir, y destruir a los demás. Todo lo que sea acoso a cualquier nivel, lo que está pidiendo es poder sobre lo que sea para eliminar la deficiencia en el acosador.

ASESINATO PSICOLOGICO

Podemos decir en pocas palabras que es la anulación de una persona o de lo que pueda hacer una persona, y en eso se basa cualquier tipo de acoso, asesinar en su interior a cualquier persona.

Es común que el acosado, viva aterrorizado con la idea de asistir a la escuela y que se muestre muy nervioso, triste y solitario en su vida cotidiana. En algunos casos, la dureza de la situación puede acarrear pensamientos sobre el suicidio e incluso su materialización, consecuencias propias del hostigamiento hacia las personas sin limitación de edad. Eso significa que el niño podría no querer llegar al centro de estudios o regresar a su casa; el adulto podría no querer llegar a su trabajo o regresar a su casa.

TIPOS DE ACOSO ESCOLAR

• Bloqueo social (29,3%)

• Hostigamiento (20,9%)

• Manipulación (19,9%)

• Coacciones (17,4%)

• Exclusión social (16,0%)

• Intimidación (14,2%)

• Agresiones (13,0%)

• Amenazas (9,1%)

Bloqueo social

• Aislamiento social y marginación.

• Prohibiciones de jugar en un grupo, de hablar o comunicarse con otros. Aquí vemos claramente el hecho de que a veces no es necesario llegar a la violencia física, lo cual sucede con niños que ya pueden hablar y quieren dominar al grupo y menosprecian a uno en el grupo. Lo peor es que eso mismo sucede en todos los ámbitos y niveles del ser humano.

Hostigamiento

Algunos indicadores son: desprecio, falta de respeto y desconsideración por la dignidad del niño. El desprecio, el odio, la ridiculización, la burla, el menosprecio, la crueldad, la manifestación gestual del desprecio, la imitación burlesca etc. Muchas de esas situaciones se puede atribuir fácilmente a la programación actual en televisión, aunque el efecto de la actual sociedad, es producto de lo que la misma televisión ha sembrado desde hace 40 años quizá. El problema es que en la actualidad los padres de familia piensan que sus niños no ven programas que los puedan corromper, porque ellos ven solamente la programación de los canales extranjeros enfocados en diversión de niños no ven violencia y sexo. Sin embargo, esas series de televisión, están llevando una forma de pensamiento, porque los mismos conflictos que se ven en esas series de televisión, se ven en la realidad porque tienen una influencia de lo que los niños ven por televisión.

Manipulación social

• Se pretende distorsionar la imagen social del niño y «envenenar» a otros contra él. Con estas conductas se trata de presentar una imagen negativa, distorsionada de todo cuanto hace o dice la víctima para inducir el rechazo de otros.

• El fenómeno de «el recha». Esto no es más que la contracción de la palabra rechazado. Existen alumnos o personas que se les pone ese epíteto, porque estudia más que los demás, porque es consagrado a Dios mientras los demás son mundanos, lo cual hace que sea marginado.

Coacción

Agrupa aquellas conductas de acoso escolar que pretenden que la víctima realice acciones contra su voluntad para ejercer un dominio y sometimiento total sobre la misma. Las coacciones implican que el niño sea víctima de vejaciones, abusos o conductas sexuales no deseadas que debe silenciar por miedo a las represalias.

Exclusión social

Son las conductas de acoso escolar que buscan excluir de la participación al niño acosado. El «tú no», es el centro de estas conductas con las que el grupo que acosa segrega socialmente al niño. Al tratarlo como si no existiera, aislarlo, impedir su expresión, impedir su participación en juegos, se produce el vacío social en su entorno.

Intimidación

Agrupa aquellas conductas de acoso escolar que persiguen amilanar, amedrentar, apocar o consumir emocionalmente al niño mediante una acción intimidatoria. Con ellas quienes acosan buscan inducir el miedo en el niño. Sus indicadores son acciones de intimidación, amenaza, hostigamiento físico intimidatorio, acoso a la salida del centro escolar.

Amenaza a la integridad

• Son aquellas conductas de acoso escolar que buscan amilanar mediante las amenazas contra la integridad física del niño o de su familia, o mediante la extorsión.

• Llamadas telefónicas

• Internet

CAUSAS DEL ACOSO ESCOLAR

Características psicológicas del agresor y su entorno familiar:

• Ausencia de empatía: incapacidad para ponerse en el lugar del acosado y ser insensible al sufrimiento de este.

• Algún tipo de distorsión cognitiva: su interpretación de la realidad suele eludir la evidencia de los hechos y responsabiliza de su acción acosadora a la víctima. No refleja ningún tipo de remordimiento respecto de su conducta.

• Educación familiar permisiva.

• Un umbral de frustración muy bajo.

• El 70% de los acosadores responden a este perfil.

Entorno escolar:

• Ausencia de un clima adecuado de convivencia.

• Falta de mediación en la solución de conflictos por parte del profesor.

• Disminución del perfil de autoridad del profesor en la sociedad actual.

La Televisión:

• La violencia en los medios de comunicación tiene efectos sobre la violencia real, sobre todo entre niños.

• Se crea una imagen de la realidad en la que se hiperboliza la incidencia de la violencia.

• La creación de una nueva forma de relación social creada por la televisión

SECUELAS PSICOLÓGICAS

• Le aterroriza la idea de asistir a la escuela

• Se muestra muy nervioso, triste y solitario en su vida cotidiana.

• En algunos casos, pensamientos suicidas.

PREVENCIÓN

• Responsabilidad de los padres con educación democrática y no autoritaria, de la sociedad en conjunto y de los medios de comunicación (en forma de autorregulación respecto de determinados contenidos.

• Promover un cambio de mentalidad respecto a la necesidad de denuncia de los casos de acoso escolar aunque no sean víctimas de ellos.

• Brindar ayuda a los protagonistas de los casos de acoso escolar.

• Enseñar a resolver conflictos de forma constructiva.

• Intervenir sin dilación sobre los protagonistas y sus sentimientos: sobre la víctima, el agresor y los espectadores.

PERFIL DEL ABUSADOR

• Inmadurez psicológica o emocional.

• Víctimas de abuso en la niñez.

• Testigos de relaciones abusivas y de maltrato.

• Baja autoestima, inseguridad y frustración. (llevan a una persona a necesitar ejercer cierto control sobre otras personas o a descalificarlas permanentemente).

Entre las características más comunes de los abusadores, podemos citar las siguientes:

• Tienen una baja tolerancia, un temperamento explosivo y cualquier incidente menor desata su agresión.

• Son muy inseguros, excesivamente posesivos y celosos. Tienen una fuerte necesidad de controlar a los demás o restringir sus derechos y su libertad.

• Necesitan de personas sumisas que se sometan a su voluntad.

• A menudo, mantienen relaciones superficiales con diferentes personas.

• No se comprometen afectivamente.

• Tienen expectativas que no son realistas.

• Son demandantes.

• Ordenan, no piden.

• Tienen una alta capacidad de engañar a los demás y se engañan a sí mismos.

• Culpan a los demás de sus propios problemas, o culpan al mundo, a la vida a una situación particular.

• No se hacen cargo del daño que causan.

• No tienen consideración ni sienten o demuestran empatía.

• Suelen tener una doble personalidad: pueden ser amables y encantadores por un lado, y sumamente crueles y sarcásticos por otro.

Algunas características

• Haciendo excusas

• Culpando

• Mintiendo

• Minimizando

• Manifestando ira

• Haciéndose la víctima

Abuso sexual

• De manera genérica, se considera abuso sexual infantil o pederastia a toda conducta en la que un menor es utilizado como objeto sexual por parte de otra persona con la que mantiene una relación de desigualdad, ya sea en cuanto a la edad, la madurez o el poder.

• Los niños con mayor riesgo de ser objeto de abusos son: aquellos que presentan una capacidad reducida para resistirse o para categorizar o identificar correctamente lo que están sufriendo, como es el caso de los niños que todavía no hablan y los que tienen retrasos del desarrollo y minusvalías físicas y psíquicas.

• Aquellos que forman parte de familias desorganizadas o reconstituidas, especialmente los que padecen falta de afecto que, inicialmente, pueden sentirse halagados con las atenciones del abusador.

• Aquellos en edad prépuber con claras muestras de desarrollo sexual.

• Aquellos que son, también, víctimas de malos tratos.

• Según un cálculo de las llamadas «cifras ocultas», entre el 5 y el 10% de los varones han sido objeto en su infancia de abusos sexuales y, de ellos, aproximadamente la mitad ha sufrido un único abuso.

• Abuso con violencia

• Venganza por los abusos sufridos

• El niño no puede defenderse ni vengarse

• Fase de seducción

• Fase de interacción sexual abusiva

• Instauración del secreto

• Divulgación (puede o no darse)

• Fase de represión

CONSECUENCIAS

• Pierde sus puntos de referencia afectivos

• Alteración del equilibrio psíquico presente y futuro

• Pérdida de autoestima

• Incapacidad de establecer relaciones afectivas armoniosas

• No puede tener vida sexual armoniosa

• Ni relación paternal satisfactoria

• Riesgo de dejarse implicar en prostitución

INDICIOS DE ABUSO SEXUAL

• Conductuales

• Fracaso escolar

• Negativa a hablar o relacionarse con los demás

• Tendencia a la mentira

• Promiscuidad y excesiva reactividad a lo sexual

• Fuga, vagabundeo

• Conductas auto lesivas

• Emocionales

• Depresión

• Ansiedad

• Baja autoestima

• Desconfianza

• Dolores de cuerpo (psicosomático)

• Desorden del sueño

Hermano: Omar Ramirez, Licenciado en Leyes

Aspecto Legal del Acoso

En el año de 1983 se emite la ley para proteger a la persona y a la familia, que en su Artículo 2 estipula claramente que es deber del Estado garantizarle a los habitantes de la república la vida, la libertad, la seguridad y el desarrollo integral de la persona. Por otro lado, se menciona que el Estado debe proteger a la persona desde su concepción, incluso en el Artículo 51 menciona que debe proteger la salud física mental y moral de los menores de edad.

Lamentablemente, la maldad del hombre se multiplica día tras día y es en el año 2000, donde se generan casos más graves, y la comunidad internacional inicia a generar presión en Guatemala para que se aprueben ciertas leyes y ordenamientos jurídicos, que respalden en alguna medida la protección al niño y al adolescente; sobre todo, en el aspecto de acoso y violencia para éstos.

La Convención de los Derechos del Niño que Guatemala, adoptada en los años 90, menciona que los Estados Parte se comprometen a asegurarle al niño la protección y el cuidado que sean necesarios para su bienestar, teniendo en cuenta el derecho de sus padres o tutores.

Hasta en el 2003, Guatemala adoptó una Ley de Protección Integral de la Niñez y de la Adolescencia; y es hasta el 2009 donde se realiza una reforma, creándose la Ley de Protección a la Niñez, en cuanto a la explotación sexual y la trata de personas.

Terminología Jurídica:

Acosar: es perseguir con tenacidad a una persona ocasionándole molestias.

Violencia: es una ejecución forzosa de algo con independencia de su legalidad o ilicitud. También es una coacción a fin de que se haga lo que no se quiere, en ese momento se genera la violencia.

Ante la presión internacional se han creado leyes, y referente a la Ley Contra la Violencia, Explotación Sexual, y Trata de Personas, genera una normativa y definición de los conceptos de violencia, la cual se clasifica de la siguiente manera:

Violencia Física: cuando hay una manifestación de fuerza sobre personas o cosas.

Violencia Psicológica o Moral: cuando existe una intimidación sobre personas, que genera una serie de aspectos en los que se desarrolla ese tipo de violencia, intimidación, tratos humillantes, acoso, asilamiento, engaño, vigilancia constante, aprovechamiento de una situación vulnerable, privación de los medios económicos , vejación, narcosis, hipnosis o privación de la razón.

La Ley de Protección Integral a la Niñez, también menciona aspectos generales de la violencia; por ejemplo: el abuso físico ocurre cuando una persona que está en relación con una niña o niño, le ocasiona un daño accidental provocándole lesiones internas, externas o ambas.

El abuso sexual es otra manifestación de violencia, y en este caso ocurre cuando una persona de poder o confianza, involucra a un niño o adolescente en una actividad de contenido sexual que propicie su victimización y en la que el ofensor obtiene satisfacción, incluyéndose dentro del mismo, cualquier forma de acoso sexual.

También puede existir un abuso de tipo emocional, que volviendo a los conceptos anteriores se podría decir que es la violencia de tipo psicológica, la cual está orientada a la niñez. Según la ley dice que ocurre cuando una persona daña la autoestima o el desarrollo potencial de un niño o adolescente.

Niño: es toda persona desde que está en el vientre de la madre, es decir que va desde su concepción hasta que cumple 13 años. La ley hace esa distinción porque incluso el niño es víctima, pero podría pasar a victimario, entonces las sanciones que se producen no serán las mismas, porque la ley en términos generales protege más al niño que no ha cumplido 13 años, aunque en algún momento llegue a ser el victimario.

Adolescentes: es aquella persona de 13 a 18 años. El Código Civil que data del año 1964, nos dice que es civilmente capaz de ejercer derechos y contraer obligaciones, cuando la persona ha adquirido la mayoría de edad.

Dentro de la ley más reciente, dice que todo niño o adolescente tiene derecho a ser protegido contra toda forma de descuido, abandono y violencia; así también, a no ser sometido a torturas, tratos crueles e inhumanos. El Estado se compromete a respetar esos derechos y deberes de los padres, y en su caso, a los representantes legales. La ley dice que si se aplica disciplina, se ocuparan medios prudentes, porque si no es así, los padres podríamos vernos involucrados en algún proceso legal.

Los niños y adolescentes tienen derecho a pedir ayuda, y poner de conocimiento de cualquier autoridad en caso de violación o riesgo. Muchas veces en los colegios, los niños psicológicamente presentan actitudes que podrían generar alguna sospecha de acoso o violencia.

Cuando existe sospecha o confirmación de maltrato contra el niño o adolescente, detectado por personal médico o paramédicos de algún centro de atención, deberán obligadamente, comunicarlo a la autoridad competente de la respectiva localidad. El Artículo 44 menciona que hay una obligación de denuncia, incluso dentro de la temática del derecho penal, se menciona que hay delito por omisión de denuncia.

Las autoridades de los establecimientos de enseñanza pública o privada, que son los que generalmente tendrán el contacto con los niños, al detectar o sospechar un abuso, una violencia o un acoso, deben denunciarlo; ya sea violencia física, mental o sexual que involucre a los alumnos. Luego en el Artículo 55, lo proyecta a otro tipo de dependencias.

Amenaza o violación de los derechos de los niños o adolescentes: se trata de una acción de omisión de cualquier miembro de la sociedad o del Estado. Cuando el victimario es mayor de edad, se le aplicará todo el peso de la ley, incluso si es un adolescente de 13 a 15 años; en el peor de los casos, podría ser recluido en un centro de prevención de menores, cumpliendo una sanción de no más de dos años, aun cuando el delito sea incluso un homicidio. Cuando el delito es cometido por adolescentes de 15 a 18 años, pueden permanecer hasta seis años recluidos.

Las obligaciones de los padres, tutores o encargados de centros de enseñanza: es orientar en forma justa la conducta de los niños o adolescentes bajos su cuidado, empleando medios prudentes de disciplina que no vulneren su integridad.

Apóstol Sergio G. Enríquez O., Doctor en Teología

Aspecto Espiritual del Acoso

Pero así como entonces el que nació según la carne persiguió al que nació según el Espíritu, así también sucede ahora. (Gálatas 4:29 LBLA)

Este versículo nos envía hasta el tiempo actual. El Apóstol Pablo hace una tipología de dos pactos, explicando que uno de los pactos es la ley y el otro es la gracia, pero como La Palabra tiene diferentes ángulos y diferentes planos, en esta oportunidad, este versículo lo abordaremos desde el punto de vista en el que Ismael quien fue el primogénito de Abraham según la carne, e Isaac fue el primogénito de acuerdo al Espíritu.

Y Sara vio al hijo que Agar la egipcia le había dado a luz a Abraham burlándose de su hijo Isaac… (Génesis 21:9 LBLA)

La burla que mostraba Ismael contra Isaac, era más que evidente, sin embargo, el Apóstol Pablo dice en el Libro de Gálatas que lo «perseguía». El punto es que la mayoría de personas, hemos sido estudiantes más de alguna vez en la vida; y de alguna forma sufrimos de persecución o nosotros la provocamos. Interesantemente la adrenalina segrega antes las situaciones difíciles que nos podemos enfrentar en la vida como podría ser el acoso, y en determinado momento nos impulsa a busca la forma de salir del problema que estemos enfrentando; pero cuando eso no es posible, la misma adrenalina marca algunas áreas del cerebro y provoca que una persona se pueda convertir en acosador, a consecuencia de no haber superado el acoso que pudo haber sufrido.

Vemos entonces que Ismael estaba burlándose de Isaac; y ante esto debemos analizar cuántas veces nos hemos convertido en acosadores a la manera de Ismael, burlándonos incluso de hermanos en Cristo, tomándolos como punto de mofa de los demás, lo cual no es digno de un verdadero cristiano; porque además de eso si nuestros hijos miran una conducta de esas en nosotros, es seguro que esa misma conducta adoptará ellos. Ismael estaba burlándose de Isaac porque había sido destetado; pero el origen de su burla radicaba en que pretendía menoscabar a Isaac, por la condición de Ismael en ser el hijo de la concubina, mientras que Isaac era hijo de la esposa; incluso Dios reconocía esta condición, quien veía a Isaac como el único hijo de Abraham, cuando le dijo: «…dame a tu hijo, tu único hijo al que amas…».

Los acosadores tienen un serio problema ante lo cual deben ser ministrados, porque no es correcto burlarse de la gente por sus defectos o por supuestos defectos. Si tenemos ese problema, debemos procesarlo en nuestra vida, cambiándolo por el poder del Espíritu Santo, y enseñándoles a nuestros hijos a tener sensibilidad social.

Y sucedió que después de haber estado allí largo tiempo, Abimelec, rey de los filisteos, miró por una ventana, y he aquí, vio a Isaac acariciando a Rebeca su mujer. (Génesis 26:8 LBLA)

Este versículo, nos muestra el significado de acariciar pero con un trasfondo sexual, lo que en otros versículos se traduce: «burlarse» con implicaciones sexuales. El mismo ejemplo se puede tipificar en el momento cuando la esposa de Potifar se sintió despreciada sexualmente por José; entonces ella grita, y cuando llegan los mozos, les explica que el esclavo se había burlado de ella; pero el punto es que es la misma palabra taschaq; la que dio lugar a una implicación sexual.

Llamó a los hombres de su casa y les dijo: Mirad, nos ha traído un hebreo para que se burle de nosotros; vino a mí para acostarse conmigo, pero yo grité a gran voz. (Génesis 39:14 LBLA)

Lo que podemos comprender con el ejemplo de las citas anteriores es que cuando Sara salió, vio que Ismael estaba tratando de violar a Isaac, agrediéndolo en su integridad espiritual, psíquica y física en el aspecto sexual. Entonces Dios le dijo a Abraham que despidiera a Ismael y su madre; Abraham atendiendo la orden de Dios lo mandó fuera, dándole solo una cantimplora con agua; seguramente la interpretación es que Abraham estaba molesto por la gravedad del acto.

H6711

?????

tsakjác

raíz primaria; reírse a carcajadas (de alegría o burla); por impl. bromear:-hacer burla, burlarse, deshonrar, regocijarse, reírse de.

Servir de espectáculo

Y sucedió que cuando estaban alegres, dijeron: Llamad a Sansón para que nos divierta. Llamaron, pues, a Sansón de la cárcel, y él los divertía. Y lo pusieron de pie entre las columnas. (Jueces 16:25 LBLA)

Una forma de percusión hacia alguna persona puede ser burlarse de ella, acariciándola sexualmente cuando no es el momento, ni la persona indicada, también tratando de violarla. Estos acosos ya se encuentran tipificados, incluso en los llamados bulllying, que es como se conoce en el mundo; sin embargo, lo más importante es examinar lo que está sucediendo en nuestra propia casa; lugar donde se deben generar las bases sólidas enfocadas a lo que Dios nos demande.

Según el Diccionario Strong Concordance, una de las traducciones de persecución es «convertir en juguete a una persona». No debemos hacer un espectáculo de las personas, ni convertirlos en un juguete, y esta enseñanza debe salir desde el hogar mediante ejemplos.

El perfil de un acosador

Y él será hombre indómito como asno montés; su mano será contra todos, y la mano de todos contra él, y habitará al oriente de todos sus hermanos. (Génesis 16:12 LBLA)

Ismael es el tipo de hombre que se volvió acosador para protegerse de la desventaja de ser el hijo de la concubina, y no ser el heredero; con esto él tuvo que endurecer su corazón.

Existe esperanza para un acosador. Hay esperanza para los que tengan una influencia como Ismael, porque cuando lo lanzaron de la casa de su padre, sintió que se moriría, y vio cuando su madre lo abandonaba en medio del desierto porque no lo quería ver morir; sin embargo, a Agar se le apareció un ángel y le dijo: «…que haces aquí, yo he oído la oración de tu hijo…»; el acosador oró cuando se vio en peligro de muerte y fue escuchado. Eso nos enseña que hay esperanza para los acosados y para los acosadores, porque el propósito de ser confortados con La Palabra de Dios, no es acosar, sino que, libertar, y que nuestra familia sea liberada, bendecida y que seamos patriarcas para las naciones, cumpliéndose en nosotros lo que Dios le dijo a Abraham:»…en ti serán benditas todas las familias de la tierra….» Nuestros hijos serán benditos, pero antes tenemos que despertar a esta realidad.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta No. 1: ¿Qué se debe hacer si el acosador es el maestro o la autoridad? y ¿dónde se puede denunciar?

Respuesta, por el Apóstol Sergio Enríquez: Existe un proceso a seguir: según La Biblia, lo primero que debemos hacer es ir con el acosador y hablarle; si no atiende, debemos llevar un testigo; si no atiende y desecha el testigo, en este caso siendo el colegio cristiano, será necesario llevarlo ante los Ancianos, si no se resuelve de esta manera, habrá que tomarlo como gentil y aplicar el sistema judicial.

Respuesta desde el punto de vista legal: Si se trata de un acoso sexual se podría hacer ante la Procuraduría General de la Nación, Procuraduría de los Derechos Humanos, un Juzgado de Paz y Ministerio Público. Se puede presentar la denuncia bajo reserva de confidencialidad, es decir, que la entidad no revelará el nombre del denunciante, considerando posibles situaciones de intimidación o amenaza. Luego de las investigaciones, si el supuesto acosador no es quien está generando el daño, se podría revertir la denuncia en contra de la persona que lo está difamando.

Pregunta No. 2: ¿Cómo se puede defender un niño que está siendo acosado psicológicamente? y ¿cómo ponerle un alto a esta situación?

Respuesta desde el punto de vista psicológico, Pastor Willy González: Lo que se hace en estos casos es plantearle al niño que la realidad no es como la está viviendo. La situación es que el niño vive una realidad en su mundo dentro de su ambiente escolar, y así es como él lo percibe todo. Aunque lo estén lastimando y persiguiendo, el niño permanece callado por temor, pero cuando se rompe ese círculo, y puede hacer su denuncia, empieza el proceso de sentirse mejor y libertado de la opresión, viendo que sus padres, maestros y demás personas que lo rodean lo protegen contra el acoso; dándose cuenta que él no es la causa del problema, sino es la otra persona.

Respuesta, por el Apóstol Sergio Enríquez: Hace diez años aproximadamente, se presentaron en las Ciudades de Boston, U.S.A. e Inglaterra, casos por acoso y violación de niños; niños que ahora son hombres, con hogares destruidos, demandando a la Iglesia tradicional porque habían varios sacerdotes que habían abusado de los niños en los orfanatos donde se encontraban viviendo. Luego de 30 años, se unieron para emprender las denuncias, porque siendo niños no se atrevieron a hacerlo.

El tema es muy extenso y de algún modo complicado todo lo que implica; pero debemos saber que nuestra fe está puesta en el Señor Jesucristo y que es El a quien primero debemos acudir para que podamos ser libertados de tanto de una posición de acosados como acosadores; sabiendo que es sumamente importante la ministración de nuestra alma para iniciar el proceso de libertad por medio del Espíritu Santo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.